domingo, 9 de noviembre de 2008

Confesión


Hoy me descubro y me desnudo antes ustedes mis cómplices.

Me declaro culpable de desear desaparecer, ayer pensé en un giro brusco del coche, un final para mi absoluta tristeza. Han pasado muchas guerras desde mi último pensamiento tóxico. Pero nunca seré lo suficientemente valiente o loca.

Soy culpable de querer sobrevivir y carecer de fuerzas, de disolver los medios, de obviar mis metas.
Apenas 27 años, y mi corazón ya tiene canas y achaques. Y esta lágrima indecente que asoma a diario a mi particular visión del mundo.


Como diría un viejo amigo, no soy recomendable, provoqué accidentes en almas rotas. Comenzando por la mía y acabando con lo cercano.

Cierro mis oídos a mis sueños nocturnos, hace días que despedí a mi ángel de la guarda, no hacía bien su trabajo, no logró arrancarme estas espinas de la garganta.

Tengo miedo, de ese ser taciturno y vacío que se me presenta frente al espejo ¿En qué me he convertido?
No quiero dañar ni ser dañada, pero como animal salvaje estoy al acecho de modo impasible. Y no escucho sólo actúo, y me asesino lentamente.

Persiste la afonía de hace unos meses.

Me pregunto quién me robó las salidas.

Me aterra abandonar mi cuerpo y verme desde fuera, desde ese punto de vista objetivo que tanto duele.
¿Qué será de mí, si hoy me veo muerta?
¿Qué será de este corazón tardío?
¿ y el sabor amargo de la sangre sin oxígeno?

Las manos suplicando ayuda.
Mis suspiros, isquémicos.

6 comentarios:

MARIO ALONSO dijo...

Hay que poner fin a la tristeza, amiga... no a tu existencia.

Deja que las lágrimas broten sin límite, readmite a tu ángel de la guarda, no te creas lo que te dice el espejo, no tengas miedo, no te dañes...

Si puedo hacer algo por ti... aquí me tienes. He escuchado tus gritos... ahora escucha tú mi ofrecimiento.

Besos.

Gabiprog dijo...

El lodo de la tristeza no ensucia, me río de quien no se ha embarrado en él. Quién no se ha caído, quien no ha sido empujado. Engullidos por él. Pringamos hasta que la propia suciedad nos impide caminar, apenas tus manos limpian unos ojos que no atisban una salida de tierra firme, y siempre parece largo, perenne y sin fin. He llorado mucho en mi vida, y me temo que lloraré más... Me han machacado, y es posible que no haya sido todo lo buena persona que me gustaría ser. Lejos tal vez de ti, con varios lustros más que tú pudriendo a veces mis entrañas y mis bajezas, años de para conseguir posos de miedos, inseguridades y miradas a otro lado. Podría pudrirme en mis palabras, podría emborronar este comentario que sutiles y tópicas palabras pero solo en ti esta el camino, solo en ti. En mirar tu reflejo y susurrarte un adelante.

Besos.
Y un abrazo fuerte.

My dijo...

oye..
sshhh..... ¿qué pasa?
¿desparecer? qué es eso?
yo escribí ayer en mi blog una cosa parecida y ya casi ni me acuerdo de lo que quise decir.

hoy es otro dia y hay que salir adelante.

yo te veo viva y llena de sueños desde fuera.
no te autodestruyas.

un abrazo pequeña.

mevoyacurar dijo...

Cariño:

Sigamos adelante.

Un paso más.
Un día más.

Estamos vivas.

Sweety Muflyta dijo...

Hola preciosa, recuerdo una entrada tuya ya hace algún tiempo en mi blog, hoy te la devuelvo con mi visita y decirte que te agregué a mi lista. Me alegra ver que no soy la única enfermera chiflada que anda suelta por el mundo. Compartamos nuestra locura y ayudemonos a salir de las garras de la tristeza y la soledad.
Muchos besos y encantada de conocerte

Natt.- dijo...

"Me aterra abandonar mi cuerpo y verme desde fuera, desde ese punto de vista objetivo que tanto duele."

eso..justamente eso es lo que menos debiera aterrarte..lo que deberia ayudarte a conocerte mas a fondo,...(como nos hace falta a todos)

espero que estés mejor..i que no sigas pensando en no vivir cada instante..somo decerias hacerlo

un saludo=)